Hace 20 años, la Asociación Salmantina de Esclerosis Múltiple abrió la primera vivienda adaptada para personas con esclerosis múltiple. Hoy, siguen luchando por mejorar la calidad de vida de personas dependientes. En marzo se inauguró la primera de las dos viviendas proyectadas para ofrecer una alternativa residencial adecuada a las necesidades de los afectados por esta enfermedad.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, en España hay alrededor de 47.000 personas afectadas y cada año se diagnostican 1.800 casos nuevos. La evolución de la enfermedad varía mucho, mientras en unos casos permite realizar una vida prácticamente normal, en otros la dependencia se agrava.

La esclerosis múltiple es, tras los accidentes de tráfico, la segunda causa de discapacidad de los jóvenes españoles. Y aunque en los últimos años se ha mejorado el pronóstico de la enfermedad, el 75% de los pacientes posee certificado de minusvalía de algún tipo y el 50% necesitan apoyo para deambular.

Las viviendas adaptadas para enfermos suponen mucho más que cubrir unas necesidades físicas, también son un refuerzo psicológico para normalizar su vida. Las viviendas edificadas en Salamanca, situadas en un solar municipal, están integradas con tecnología adaptada a personas con dependencia severa.

Las viviendas están provistas de domótica para controlar los elementos en las habitaciones, como las luminarias, las persianas, la televisión… Todo está pensado para aligerar el peso de la enfermedad tanto a familiares como a pacientes. Una de las soluciones integradas es el sistema de llamadas HELPNEX de IBERNEX, que permite monitorizar cualquier alarma en tiempo real. La solución, integrada con micrófono y altavoces para la comunicación, genera distintos tipos de alarmas (cama, baño, temperatura, sensor de caídas) lo que aumenta la seguridad de los residentes.

Estas viviendas suponen un referente en la investigación para mejorar la calidad de vida de las personas dependientes, porque funcionan como un centro de estudio sobre los modelos y procesos relacionados con la búsqueda de accesibilidad total y diseño para todos.

Con un total de 20 plazas, estas dos unidades residenciales se destinarán a afectados con dependencia severa, a los que se ofrecerán plazas de larga estancia, respiro familiar o emergencias.

Share This

Share this post with your friends!