Los nuevos sensores de cama de Ibernex aumentan la seguridad en todas las instalaciones en las que se necesite un mayor control de personas encamadas, con dificultades de caminar o tendencia a deambulaciones nocturnas. Un sistema indetectable por el paciente, que se coloca bajo su colchón y avisa a los trabajadores de los movimientos del usuario, evitando posibles situaciones de riesgo de caídas.

Ibernex ha desarrollado dos tipos de sensores de cama, versión inalámbrica o cableada. En los dos casos, su rápida colocación hace que sea adecuado para todo tipo de entornos sociosanitarios, pero en especial, donde pueda ser necesario su uso con pacientes con demencia, alzhéimer u otras enfermedades degenerativas.

¿Cómo funciona nuestro sensor de cama?

El sensor de cama se instala bajo el colchón y detecta la presencia del usuario sobre la cama mediante elementos piezo-resistivos capaces de detectar la presión del cuerpo ejercida sobre el colchón y la base. Es una solución que permite aumentar la seguridad en la habitación de forma no intrusiva y por lo tanto indetectable por el usuario final.

El dispositivo analiza las medidas para determinar la presencia o ausencia del usuario sobre la cama y comunica su estado y las alarmas al terminal de habitación. En el caso de la versión inalámbrica, también comunicaría el estado de la batería.

Adaptable según la necesidad de control del paciente

El sistema puede configurarse de diferentes maneras según la necesidad de la persona en concreto:

  • Aviso inmediato: Se puede lanzar una alarma inmediatamente después de que la persona abandone la cama permitiendo al personal del centro reaccionar de una manera rápida ante este tipo de situaciones. Esta configuración es ideal para pacientes encamados, en cuyo caso un abandono de cama se traduciría en una caída o, para pacientes con dificultad de movimiento donde una alarma a tiempo puede llegar a evitar riesgos mayores.
  • Aviso con tiempo de cortesía: También es posible configurar un tiempo de cortesía que permita al paciente abandonar la cama sin lanzar la alarma de manera inmediata. El sistema solo lanzará la alarma si, pasado dicho tiempo, el paciente no ha regresado. Esta configuración es muy adecuada para pacientes con tendencia a deambular por las noches, para situaciones de riesgo ante una visita al baño en medio de la noche o, para cualquier persona siempre que queramos aumentar la seguridad en la habitación.

Herramienta muy útil con el contexto Covid19

Además, nuestra solución resuelve situaciones ante la problemática de seguridad que genera la Covid-19.

  • El aislamiento de personas positivas en coronavirus dificulta la atención inmediata de este tipo de pacientes. El sensor te ayudará a conocer los movimientos y posibles caídas de los residentes al momento para ofrecerles la mejor asistencia.
  • En momentos en los que los hospitales y residencias se pueden encontrar saturados por la pandemia, nuestro sensor se convierte en una herramienta de gran ayuda, ya que avisa de forma inmediata de posibles caídas o abandono de cama de los pacientes.

¿Cuáles son las principales funcionalidades de los nuevos sensores de cama?

  • Información aviso de ocupación de cama
  • Información aviso de abandono de cama
  • Generación automática de alarmas
  • Rápida respuesta de detección
  • Indetectable por el usuario: Pequeño grosor, instalación bajo el colchón
  • Válido para todo tipo de colchones y bases
  • Aviso de batería baja para sustitución de la pila en la versión inalámbrica
  • Instalación rápida que permite poder moverlo de una cama a otra según las necesidades
  • Dos modos de funcionamiento: detección de abandono de cama instantáneo o configuración de un tiempo de cortesía durante el cual la persona puede levantarse y volver a la cama sin necesidad de lanzar la alarma.

Si quieres conocer con más detalle el funcionamiento de nuestro sistema de llamada paciente – enfermera, haz click aquí.

Share This