El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. Una fecha señalada en la que se agradece el gesto voluntario de millones de personas que deciden donar sangre de manera no remunerada; y en la que también se trata de concienciar sobre la necesidad de hacer donaciones de manera regular, para así poder garantizar la disponibilidad de los diferentes espectros de sangre y sus productos. Esta fecha, 14 de junio, se utiliza en honor a Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austriaco que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos A, B y 0. Por este hallazgo se le otorgó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1930.

Las transfusiones de sangre y todo lo que conseguimos gracias a ellas son vitales para salvar las vidas de millones de personas cada año. Se trata de una parte esencial en situaciones de emergencia por desastres naturales o provocados por el hombre; también son indispensables en el día a día de la atención materno-infantil, embarazos y derivados; en intervenciones médicas y quirúrgicas complejas o de urgencia; y también ayudan a que las personas con enfermedades potencialmente mortales puedan alargar su tiempo con mejor calidad de vida. Sus utilidades son infinitas y por eso siempre existe necesidad de suministro.

El lema para esta campaña de 2021 es: Dona sangre para que el mundo siga latiendo. Un mensaje que busca destacar la necesidad de la donación para mantener el pulso constante del mundo, salvando las vidas de la gente y mejorando su salud en general. La campaña de este año centra su visión en la población joven. Un colectivo que debe estar siempre a la vanguardia de las donaciones de sangre, por su idealismo, entusiasmo y energía.

Recuerda que, para ser donante de sangre, debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar entre los 18 y los 65 años de edad.
  • Encontrarte en un estado físico sano
  • Tener un peso mínimo de 50 kg.
  • No haber sufrido enfermedades infecciosas (VIH-Sida, Sífilis, Hepatitis, Paludismo, entre otras).
  • No estar ingiriendo antibióticos, ni determinados medicamentos específicos.
  • No consumir drogas habitualmente.
  • Tener la tensión arterial normal.
  • No haberse realizado tatuajes o piercings en los 4 meses previos a la transfusión.
  • No haber recibido transfusiones de sangre.
  • No haber sido sometido a un trasplante.
  • No se recomienda que las mujeres embarazadas sean donantes.
  • No haber sido sometido a intervenciones quirúrgicas o endoscopias en los 4 meses previos a la transfusión.

En Ibernex estamos totalmente concienciados, a nivel individual, sobre la importancia de las donaciones y las transfusiones. Por eso hemos querido tenerlo en cuenta incluso en la concepción de nuestros productos. Así, en nuestra nueva pantalla Digital Genius NX1042 hemos incluido la posibilidad de anotar y revisar los detalles sanguíneos del paciente, así como sus necesidades al respecto.

Share This