En el año 2014, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró este Día Internacional de las Personas Cuidadoras con el objetivo de sensibilizar, concienciar y poner en valor la labor que, día a día, realizan millones de personas dando su tiempo para cuidar el de otros. Esta labor a menudo se lleva a cabo en silencio y, muchas veces, sin los apoyos o instrumentos necesarios.

Un cuidador profesional es aquel que presta los apoyos necesarios para satisfacer las necesidades básicas de la vida diaria de las personas a las que cuida. Debe poseer estudios, conocimientos previos y experiencia acerca del cuidado de personas con una condición de dependencia, bien sea por enfermedad, edad avanzada o discapacidad. Entre sus funciones más importantes destacamos las siguientes:

  • Alimentación.
  • Aseo personal.
  • Mantener la limpieza del espacio de la persona.
  • Suministrar el tratamiento médico prescrito.
  • Control de las constantes.
  • Aplicar terapias de rehabilitación.
  • Cambiar de postura al paciente en la cama.
  • Acompañar en los traslados a los centros de salud o a consultas médicas.
  • Otras funciones indicadas por el médico o a solicitud de la familia.

Sin embargo, esta función de cuidados recae en muchas ocasiones, por falta de recursos o posibilidades, en la familia. Y, más concretamente, en las mujeres de la familia. En España, el 85% de los cuidadores familiares son mujeres que dedican su tiempo única y exclusivamente a esta tarea. Y este periodo de cuidados puede ir desde unos meses hasta largos años.

Desde Ibernex somos conscientes de todo lo que supone esta dedicación. Por eso apostamos por la creación de una tecnología que tenga al paciente/residente y a la persona cuidadora como eje desde el que partir. Las personas cuidadoras deben tener a su alcance todos los apoyos necesarios que favorezcan su trabajo en todo momento, que permitan centrar sus esfuerzos y recursos en lo que de verdad importa: el cuidado de las personas.

Para terminar este artículo, hemos preparado una selección de películas que ponen de relieve la importancia de las personas cuidadoras:

  • Los Principios del Cuidado (Rob Burnett, 2016): después de atravesar una dura tragedia personal, un escritor retirado se dedica a cuidar a personas necesitadas. Así conoce a un chico de 18 años que sufre de distrofia muscular. Ambos harán un viaje por carretera enfrentándose a obstáculos y dificultades que los ayudarán a crecer.
  • Intocable (Oliver Nakache, 2011): un aristócrata tetrapléjico debido a un accidente contrata los servicios de un ex convicto marginal, surgiendo así una extraña y entrañable amistad.
  • La vida secreta de las palabras (Isabel Coixet, 2005): una solitaria enfermera con una discapacidad auditiva atiende a un paciente ciego, sobreviviente de la explosión de un pozo petrolífero. Ambos se conectarán a través de sus emociones y sus sentidos.
  • Cuidadores (Oscar Tejedor, 2010):este documental muestra las vivencias de cuidadores de familiares con enfermedades degenerativas, quienes se reúnen cada 15 días para intercambiar sus experiencias y aprendizajes.
  • Quédate a mi lado (Chris Columbus, 1998) – Isabel es una fotógrafa que se enamora de un hombre divorciado con dos hijos. Ganarse el amor de los niños pasará por conseguir el beneplácito de la madre.
Share This